The Big Short, 2015 [En pocas palabras]

The Big Short

Adam McKay

Estados Unidos

2015

Tenía muchas expectativas con esta película, en especial por su impresionante casting, pero la verdad no me gustó tanto. Aunque las críticas en su momento alabaron mucho el guión, a mí no me pareció tan claro. Abundan los términos especializados y la película entera tiene un ritmo muy dinámico, por no decir acelerado, entonces después de nombrar muchos conceptos me sentí perdida en los detalles. Es cierto que la película hace un esfuerzo grande para facilitarle las cosas al espectador inexperto como yo (por ejemplo, Anthony Bourdain explica algo desde su restaurante), pero ese esfuerzo sólo transmitie la idea general sin más. Entonces después de los primeros 45 minutos sabía qué estaba pasando, cuál era “la cuestión” y quién era quién, pero me hacía falta tener las ideas y conexiones más claras. Acepto, eso sí, que todo esto puede ser consecuencia de mi ignorancia en materia financiera, entonces de ninguna manera mi experiencia con The Big Short puede extrapolarse a la de, por ejemplo, un economista.

Además tuve problemas con los personajes. Demasiado excéntricos. O mejor, completamente excéntricos. Ninguno de ellos tiene prácticamente un sólo momento de calma o de normalidad en toda la película. Los vemos recorriendo las calles en estados delirantes, hablando aceleradamente, gesticulando todo el tiempo. Christian Bale interpreta a un tipo que oye metal a todo volumen en su oficina (de donde rara vez sale) para concentrarse mejor. Lo que queda es que al público se le repite machaconamente que sólo alguien muy especial podría darse cuenta de que la burbuja inmobiliaria estaba a punto de estallar.  Pero ¿en serio había que ser tan especial para descubrirlo? ¿Una persona normal con un poco de analítica curiosidad financiera y una vida más sobria no habría podido intuir que el desastre que se avecinaba? En últimas ¿sólo los excéntricos pueden predecir los vaivenes de la economía? Yo no lo creo, pero la película insiste en que sí.

Dicho lo anterior, rescato que a pesar de ser una película centrada en un momento muy específico de la economía estadounidense, usa muy bien ciertas referencias a la cultura popular para conectar al espectador con el contexto. De hecho, la única conexión que pude tener con la película fue ese pequeño collage de imágenes que muestran al principio que nos son familiares a los que crecimos en los 90 . Por último, el final no estuvo mal. No me refiero a cómo terminaron las cosas para los personajes, sino a que hay una buena reflexión sobre cómo la élite de Wall Street logró salir indemne mientras miles de personas de clase media perdieron su techo. Realmente triste y muy oportuno ahora que Bernie Sanders ha decidido articular su discurso al rededor del futuro de la clase media estadounidense.

María Dolores Collazos

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s